Saltar al contenido

3 claves para elegir la almohada adecuada

almohada gatos

En muchas ocasiones nos encontramos en la consulta pacientes que sufren dolor de cuello durante la noche y rigidez por la mañana al levantarse de la cama. Esto hace que una de las consultas más frecuentes cuando un paciente sufre cualquier tipo de problema de la columna cervical sea:

¿ Cuál es la almohada adecuada para dormir?

Durante el sueño es cuando los mecanismos de regeneración tisular del organismo aumentan. Un buen descanso nocturno es clave para recuperar cualquier lesión, sea del tipo que sea.

Dicho esto, lo siguiente que debemos saber a la hora de elegir una almohada es…

¿para qué sirve la almohada cervical?

El objetivo de la almohada, es mantener de la mejor manera posible la alineación correcta de la columna cervical. Esto es, lo más parecido posible a cuando estamos de pie.

 Son muchas horas las que pasamos en una misma postura durante la noche. Si la alineación de las vertebras no es correcta, comenzaremos a sufrir las consecuencias de los desequilibrios que se generan a nivel de los tejidos blandos por fatiga; la excesiva tensión en unas estructuras y excesiva presión en otras, desencadenará contracturas a nivel muscular, inflamaciones a nivel tendinoso y ligamentoso y rigidez articular.

La almohada sólo es una de las partes para conseguir el descanso ideal, no hay que olvidarse del colchón, y de lo más importante… nuestra postura.

Otras estructuras de gran importancia que forman nuestra columna, son los discos intervertebrales. Estos discos están formados por tejido hidrófilo, esto quiere decir, que actúan como esponjas, absorbiendo agua. Durante el día, van perdiendo agua y grosor al soportar el peso del cuerpo. Es durante la noche, cuando se rehidratan, se hinchan de agua nuevamente. Si durante la noche la postura no es correcta, no se producirá esta rehidratación y con el paso del tiempo podemos terminar desarrollando alguna patología discal.

Todo esto se traduce en DOLOR.


¿Cómo selecciono la almohada adecuada para mi?

 Existen distintos diseños de almohadas dependiendo de su uso:

  • Almohadas cervicales para dormir
  • Almohadas para piernas
  • Almohadas de viaje
  • Almohadas para embarazadas
  • Almohadas para dormir boca abajo (no recomendadas)
  • etc..

En este artículo nos vamos a centrar en la almohada más importante, que es la almohada cervical para dormir.

Lo primero que hay que tener en cuenta es en que postura pasamos más tiempo durante la noche. Dependiendo de si dormimos boca arriba (decúbito supino), boca abajo (decúbito prono) o de lado (decúbito lateral), la almohada tendrá que tener mayor o menor grosor.

Debido a que cada persona tiene una una morfología y peso distinto, es importante que la almohada sea de un material que se adapte bien a nuestras medidas.

Podremos hacer una medición del grosor aproximado de la almohada cervical que necesitamos de una manera muy sencilla. La medición se hace del grosor en carga, es decir, cuando la almohada está soportando el peso de nuestra cabeza y cuello. 

En los materiales y las formas de las almohadas es donde los fabricantes hacen su juego.

como elegir almohada para dormir boca arriba
Almohada adecuada para dormir boca arriba

Si dormimos decúbito supino: nos ponemos de espaldas a una pared, con los talones, la pelvis y las escápulas apoyadas. Con ayuda de alguien o con una fotografía hacemos la medición de la distancia que hay desde nuestra cabeza y nuca hasta la pared. Todo ese hueco es el que debería rellenar la almohada.

como elegir almohada para dormir de lado
Almohada adecuada para dormir de lado

Si dormimos decúbito lateral: hacemos exactamente lo mismo, pero apoyándonos en la pared de un lado. De igual manera el hueco que queda entre nuestra cabeza, cuello y la pared es el que debería ocupar la almohada.

Si dormimos decúbito prono: hay que evitar dormir en esta posición ya que, para poder respirar, tenemos que tener girado el cuello provocando una torsión en la columna cervical, dificultamos la ventilación y aumentamos la lordosis (curvatura) en nuestra columna lumbar. Si no podemos evitar dormir en esta posición, existen modelos de almohadas para dormir boca abajo, pero no son recomendables. Lo mejor sería dormir sin almohada y poner un cojín pequeño en el abdomen para corregir la hiperlordosis lumbar.


¿Qué material y forma es mejor para nuestra almohada?

Muy fácil, el que te resulte más confortable. Es aquí donde las marcas comerciales hacen su juego. Ninguna de las múltiples formas y materiales de almohadas que existen hoy en día en el mercado es mejor que otra. Tampoco hay ningún estudio al respecto que demuestre que una forma o material es mas recomendable que el resto para una patología concreta. Hay que probar y valorar cuál se adapta mejor a nuestra morfología y a nuestros hábitos de descanso.

En este aspecto, lo único a tener en cuenta de una manera importante, es que los materiales sean hipoalergénicos y antibacterianos, ya que las almohadas son el lugar perfecto para la proliferación de ácaros, hongos y bacterias.

En resumen, los principales factores a tener en cuenta a la hora de elegir almohada son, el grosor en carga, la adaptabilidad del material y la postura que tengamos al dormir. No os dejéis llevar por las promesas de las marcas comerciales y buscad el confort.

la mejor almohada cervical

Esperamos que esta información os ayude en la difícil tarea de elegir la almohada adecuada. Ante cualquier duda, contáctanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *