Saltar al contenido

Importancia del Glúteo Mayor en el dolor de rodilla

gluteo mayor y dolor de rodilla
4.9
(13)

Durante la última década, ha habido un número creciente de estudios que sugieren que los factores proximales pueden desempeñar un papel contribuyente en las lesiones de rodilla y el dolor de rodilla.

De estos estudios biomecánicos y clínicos se ha concluído que el control muscular deteriorado de la cadera, la pelvis y el tronco puede afectar en el movimiento de la rodilla, tanto en la articulación tibiofemoral como en la patelofemoral.

Las mujeres, tienen una mayor predisposición a estos problemas que los hombres.

En particular, existe evidencia de que las alteraciones del movimiento en la cadera pueden ser la base de lesiones tales como desgarros del ligamento cruzado anterior, síndrome de la cintilla iliotibial y dolor en la articulación patelofemoral.

Debido a esto, es imprescindible la valoración de la pelvis y la estabilidad del tronco, así como el control dinámico de la articulación de la cadera a la hora de recuperar cualquier lesión a nivel de la articulación de la rodilla.


Colapso medial de la rodilla

El colapso medial de la rodilla, comúnmente llamado valgo de rodilla, se produce cuando la rodilla se desvía hacia dentro durante cualquier tipo de actividad con carga de peso. Se puede producir durante la marcha, al ejecutar ciertos ejercicios como las sentadillas o durante detreminados movimientos deportivos específicos como correr o saltar.

El glúteo mayor tiene la capacidad de mover la cadera en los tres planos de movimiento, es un «músculo triplanar»

valgo de rodilla
Colapso medial de rodilla causado por la debilidad del glúteo mayor y glúteo medio.

El valgo de rodilla se caracteriza por la aducción y la rotación interna de la cadera en una posición flexionada. Este patrón de movimiento, es el que produce las lesiones de ligmento cruzado anterior con mayor frecuencia cuando no hay un fuerte traumatismo directo asociado.

Las lesiones de ligamento cruzado anterior (LCA) son una de las lesiones de rodilla sufridas con mayor frecuencia por personas que participan en actividades deportivas y recreativas.

Además, este colapso medial de la rodilla también predispone a los miembros inferiores a otro tipo de problemas como pueden ser las trocanterítis, dolor patelofemoral, dolor por excesiva tensión en el ligamento colateral medial de la rodilla, tendinitis poplítea, síndrome de estrés tibial medial, también denominado periostitis y otras muchas lesiones…


Glúteo Mayor y valgo de rodilla

La cadera es el enlace más próximo en la cadena cinemática de la extremidad inferior y comparte un segmento común (el fémur) con la rodilla. En su extremo proximal, el fémur se articula con el acetábulo de la pelvis para formar la articulación de la cadera (glenohumeral). Al ser una articulación esférica, la cadera proporciona un movimiento multiplanar y es solo superada por el hombro en términos de movilidad.

Si bien es el glúteo medio el principal abductor de la cadera y su debilidad está directamente asociada al valgo de rodilla, no debemos olvidarnos del importante papel que juega el glúteo mayor en dicho colapso medial y en el dolor de rodilla.

planos de movimiento del gluteo mayorplanos de movimiento del gluteo mayor
Planos Anatómicos

De todos los músculos que intervienen en la movilidad de la cadera, el glúteo mayor es el que tiene la capacidad de mover la cadera en los tres planos de movimiento. Realiza la extensión de cadera en el plano sagital, abduce la cadera en el plano frontal y rota externamente la cadera en el plano transversal. Estos movimientos son precisamente los necesarios para contrarrestar el patrón del valgo de rodilla (flexión, aducción y rotación interna).

En el siguiente video podemos ver todos los movimientos que realiza el glúteo mayor junto con los principales músculos que le ayudan a realizarlos (agonistas):

Movimientos que realiza el glúteo mayor, y sus principales musculos agonistas, en sus tres planos de movimiento.

Como observamos en el video, tanto el aductor mayor como la musculatura isquiotibial asisten al gúteo mayor al realizar la extensión de cadera. Pero, tanto los isquiotibiales como el aductor mayor, también realizan aducción de cadera. Por lo tanto, en caso de debilidad del glúteo mayor, ambos supliran el déficit de este al realizar extensión, pero también exacerbarán aún más el colapso medial de la rodilla por su componente de aducción.


¿Por qué en ocasiones hay valgo de rodilla y dolor de rodilla pese a tener un Glúteo Mayor fuerte?

Curiosamente, muchas personas tienen una fuerza adecuada de glúteo mayor, como lo demuestran las pruebas musculares manuales asistidas por fisioterapeutas, o la capacidad de hacer sentadillas. Sin embargo, todavía presentan un colapso medial de la rodilla en determinadas actividades.

Cuando esto sucede es porque estas personas carecen de un control neuromuscular adecuado y de la capacidad de reclutar adecuadamente su glúteo mayor.


¿Cómo corregir el valgo de rodilla?

Como hemos visto anteriormente, pueden existir diversas causas para el valgo de rodilla y el dolor asociado. Para mejorar esta situación, debemos hacer una evaluación de la pelvis y el tronco.

Si el problema es originado por una falta de control neuromuscular, se puede trabajar en este aspecto entrenando al cerebro en la activación de la musculatura adecuada, y en el orden secuencial correcto. Esta tarea puede resultar desafiante y compleja, pero una solución rápida puede ser simplemente ajustando el ángulo del tronco.

La orientación del tronco en el plano sagital puede influir en las demandas musculares de la extremidad inferior. Una inclinación del tronco hacia adelante desplazaría la fuerza de reacción del suelo hacia el interior, incrementando así la demanda en los extensores de la cadera ( glúteo mayor), mientras que simultáneamente disminuiría la demanda en los extensores de la rodilla (cuádriceps).

Aterrizar con el tronco más erguido tendría el efecto contrario, aumentando la demanda en los extensores de la rodilla, disminuyendola en los extensores de la cadera y favoreciendo el dolor de rodilla.

diferencia de cargas ajustando el angulo del tronco
Así varían las cargas según posicionemos el tronco.

Inclinar el tronco hacia adelante durante las sentadillas, la carrera o los movimientos deportivos específicos, aumenta de manera efectiva la flexión de la cadera mientras disminuye la flexión de la rodilla. Esto da como resultado una mayor activación los extensores de la cadera (glúteo mayor) asociado a una disminución del valgo de rodilla.

Como podemos ver en la imágenes, el movimiento del plano sagital del tronco puede influir en las cargas en la cadera y la rodilla. (A) Aterrizar con el tronco erguido aumenta la carga en la rodilla mientras disminuye la carga en la cadera. (B) Aterrizar con el tronco hacia adelante aumenta la carga en la cadera mientras disminuye la carga en la rodilla.

extension de tronco carga en rodillas
Tronco herguido con aumento del valgo de rodillas
flexion de tronco carga en caderas
Tronco adelantado con disminución del valgo de rodillas

Según Blackburn y Padua, el aterrizaje desde un salto con el tronco flexionado genera un 28% menos de activación del cuádriceps en comparación con el aterrizaje con el tronco más erguido. Por lo tanto menos valgo de rodilla y menos dolor de rodilla.


Conclusiones

Por lo descrito anteriormente, podemos deducir que durante las tareas dinámicas, los movimientos excesivos del tronco en el plano frontal y sagital pueden reflejar ajustes compensatorios destinados a acomodar la debilidad muscular en la cadera y/o la falta de control pélvico.

Los abductores de cadera juegan un papel muy importante en la estabilidad de la pelvis durante el ejercicio, y protegen a las rodillas de las cargas excesivas y del dolor de rodilla. Además, la debilidad del glúteo mayor e isquiotibiales junto con la debilidad de la pared abdominal y la excesiva tensión en los flexores de cadera, dará como resultado un aumento de la lordosis lumbar y un desplazamiento posterior del tronco como medida compensatoria.

A la hora de recuperar cualquier dolor de rodilla debemos efectuar una evaluación previa de la pelvis y del tronco, valorando la actividad y el control motor del glúteo mayor. De esta manera, podremos programar la tabla de ejercicios de rehabilitación ideal para corregir el valgo de rodilla y el dolor de rodilla. Esta labor, siempre ha de realizarse por un Fisioterapeuta.

Bibliografía:

  1. Christine D. Pollard, Susan M. Sigward and Christopher M. Powers. “Limited Hip and Knee Flexion during Landing Is Associated with Increased Frontal Plane Knee Motion and Moments.” Clinical Biomechanics 25.2 (2010)
  2. Powers, Christopher M. “The Influence of Abnormal Hip Mechanics on Knee Injury: A Biomechanical Perspective.” J Orthop Sports Phys Ther Journal of Orthopaedic & Sports Physical Therapy 40.2 (2010)
  3. J Troy Blackburn and Darin A Padua. «Sagittal-Plane Trunk Position, Landing Forces, and Quadriceps Electromyographic Activity.» Journal of Athletic Training (2009)

¿Te ha gustado el artículo? ¡¡Puntúalo!!

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.9 / 5. Recuento de votos: 13

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?